¿Qué es un SUV? Diferencias entre Crossover, SUV y Todoterreno.

El término SUV procede de las siglas en inglés “Sport Utility Vehicle”, que significa Vehículo Utilitario Deportivo. Esta denominación empieza a utilizarse de manera primigenia en los Estados Unidos desde hace varias décadas para clasificar un tipo de vehículo mixto, a medio camino entre un turismo y un camión ligero, con una serie de características que habilitan al vehículo para la circulación fuera de vías asfaltadas, y por tanto ofrece la posibilidad de facilitar el desarrollo de actividades de índole deportiva al aire libre.

Diferencia SUV Todoterreno Crossover

Esta definición original incluiría a todos los vehículos capaces de desenvolverse fuera del asfalto, y de hecho el término SUV empieza a utilizarse con la distribución masiva en el mercado de vehículos de la factura de Jeep o de Land Rover durante la segunda mitad del siglo XX, hoy en día considerados todoterrenos puros.

En Europa el término ha sido de más recientemente adopción, y suele referirse exclusivamente a un segmento concreto de vehículos, los denominados todocaminos, aquellos vehículos cuyas características físicas y capacidades podrían situarse a medio camino entre un turismo y un todoterreno puro.

No obstante, no existe en el mercado un acuerdo generalizado para definir con exactitud que es un SUV con criterios homogéneos, y dicha definición puede variar dependiendo de los autores, críticos, o fabricantes.

Nosotros adoptaremos el término SUV en su concepción originaria más amplia para considerar a todos los vehículos que presentan unas características de diseño que les habilitan, en mayor o menor medida, para la circulación fuera de vía asfaltada convencional.

Entendiendo esta concepción amplia, y en función de las mayores o más modestas capacidades de circulación fuera del asfalto (off road), podemos encontrar los siguientes tipos de SUV:

Crossover

Un crossover es un tipo de vehículo, que basándose fundamentalmente en una plataforma de turismo convencional, se le han mejorado las cotas (medidas) fundamentales para facilitarle la circulación por vías no asfaltadas. Estas cotas, son principalmente la altura libre del suelo, y los ángulos de entrada y salida. Incluso es posible ver modelos de vehículos en versión turismo, y en versión crossover, básicamente más altos, y con alguna protección adicional en los paragolpes o en los bajos para ganar un aspecto más deportivo.

Los crossover son adecuados para circular por pistas forestales y caminos que aunque estén bacheados, no estén en muy mal estado, ni presenten grandes pendientes (ascendentes o descendentes). Destacar que tienen respuesta nula o limitada ante el efecto de la meteorología sobre los caminos, como la presencia de barro o nieve, por sus limitación de tracción, dado que sólo suelen presentar tracción a las dos ruedas delanteras, como los turismos convencionales.

Crossover Renault Captur

Ejemplo de vehículo Crossover: Renault Capture.

Todocamino

Se trata de un vehículo con un chasis más robusto y una carrocería de mayores dimensiones que la de un turismo convencional, y de apariencia muy similar a un todoterreno.

Aparte de incorporar unas cotas o medidas, como la altura libre del suelo, más generosas que un turismo o que incluso un crossover, pueden incorporar elementos mecánicos adicionales para facilitarles la circulación por vías no asfaltadas, por ejemplo un sistema de tracción 4×4. La tracción a las 4 ruedas permitiría ya desenvolvernos por terrenos con poca adherencia debido a la presencia de barro o nieve, pero suelen ser sistemas de tracción más limitados que los disponibles en un vehículo todoterreno puro, y normalmente accionables automáticamente en función de las condiciones de adherencia. Por ejemplo, la circulación se realizaría en condiciones normales sólo con tracción delantera, y en caso de pérdida de adherencia en el eje delantero, la centralita de control de tracción repartiría parte del par motor al eje trasero para evitar una pérdida de tracción total.

Estos vehículos estarían pues habilitados para circular por todo tipo de caminos que estando bien trazados puedan presentar un mal estado (bacheados, o por la acción meteorológica). Casi todos los todocaminos suelen ponerse en el mercado con versión de tracción 4×2 adicionalmente a la versión 4×4 para abaratar costes. Obviamente los todocaminos con tracción a un único eje tendrían más limitaciones off-road que sus gemelos de tracción integral. En Europa, el término SUV generalmente suele utilizarse para hacer referencia exclusivamente a este tipo de vehículos.

SUV Hyundai Tucsson

Ejemplo de vehículo SUV o todocamino: Hyundai Tucson

Todoterreno

Un vehículo todoterreno dispone de unas características muy especiales que no suelen implementarse en vehículos de otra categoría de SUV. Generalmente los todoterreno disponen de carrocerías con cabinas muy ámplias, donde el confort y la estética suele perder prioridad frente a la amplitud y la funcionalidad.

Se montan sobre chasis muy robustos de largueros y travesaños, a los que se acoplan ejes rígidos para asentar todo el conjunto sobre el firme, en lugar de suspensiones independientes, como suelen implementar los turismos y SUV ligeros. Tan sólo los todoterrenos más puros suelen incorporar los dos ejes rígidos, si bien en este mercado se ha generalizado al menos la implantación del eje rígido trasero y suspensión independiente en el delantero. Los ejes rígidos suelen dotar de mayor recorrido a las suspensiones y es por esto que tienen mayor capacidad de absorber las irregularidades del terreno sin propiciar pérdidas de tracción.

Las cotas de estos vehículos suelen ser muy generosas, es normal que suelan superar los 20 cms de altura libre del suelo, a parte de presentar generosos ángulos de entrada y salida. Todo terreno debe incorporar un sistema de tracción 4×4 que permita al usuario controlar qué tipo de esquema de transmisión aplicar sobre la marcha.

Generalmente, los esquemas más clásicos permiten seleccionar al usuario una tracción de 4×2 (2H), normalmente de tracción trasera o bien circular en tracción integral 4×4 (4H). A estos dos mecanismos se les suele denominar velocidades largas, que son el modo generalmente normal de circulación. Adicionalmente los verdaderos todoterrenos suelen implementar lo que se denomina velocidades cortas, que es un modo de tracción 4×4 al que se aplica una reductora (4L). La reductora es un grupo mecánico que permite desmultiplicar la relación de las velocidades de la caja de cambios, de tal manera que el vehículo es capaz de ganar máxima potencia a costa de perder velocidad. Es decir, y hablando en términos sencillos, cuando marchamos con la reductora engranada, el coche avanza muy despacio, pero empuja con mucha fuerza. Esto es ideal, por ejemplo, para afrontar las pendientes más duras, tanto ascendentes, donde se necesita máxima potencia, como descendentes, donde se precisa limitar al máximo la velocidad.

Los todoterrenos también suelen implementar otros sistemas de asistencia a la tracción, como bloqueos de diferencial (trasero, delantero, o ambos), asistencia electrónica al control de tracción inteligente adaptable al tipo de terreno (barro, nieve, arena, roca, etc…), desconexión de barras estabilizadoras, etc.

Todo esto habilita a estos vehículos para circular con solvencia en los terrenos más complicados, los caminos en peor estado, con condiciones meteorológicas adversas (barro, nieve), afrontando las pendientes más pronunciadas, etc…

Cabe destacar que hoy en día son muy pocos los todoterrenos que implementan todas las características típicas de este tipo de vehículos de serie, debido a la naturaleza de la demanda en el mercado, por lo cual, los usuarios que precisan un uso deportivo más extremo, suelen complementar al vehículo con preparaciones especiales, como mejora de suspensiones, uso de neumáticos con dibujo más agresivo (tacos) para mejorar la tracción, elevación de la carrocería, implementación de bloqueos de diferencial dicionales, etc…

Existen en el mercado vehículos que estarían a medio camino entre estas categorías, por lo que en función de las características implementadas en un vehículo, podremos considerarlo más o menos todoterreno, o más o menos todocamino.

Lo que si es cierto es que a la hora de adquirir un vehículo de uso deportivo debemos considerar muy seriamente el uso que vamos a darle, dado que las capacidades off road del vehículo suelen estar reñidas con el confort de circulación en carretera, y viceversa, por lo cual es muy importante elegir el tipo de vehículo más adaptado a nuestras necesidades y al uso habitual que vamos a darle.

Todoterreno Jeep Wrangler

Ejemplo de vehículo todoterreno: Jeep Wrangler Unlimited

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *